viernes, 22 de marzo de 2013

 Después de múltiples debacles, épicas aventuras y desventuras y una importante porción de desorientación... todo seguido de una semana en coma y otra de estabilización por fin me pongo frente al ordenador con la intención de darle un nuevo bocado a esta realidad que roza lo irreal.
Y hoy traigo una reflexión sobre Liderazgo más breve de lo que me gustaría y en general, como tratamos a la gente a nuestro alrededor.



El liderazgo  puede ser un concepto etéreo y seguramente no se podría registrar mas que los campos magnéticos a simple vista y sin embargo existe, esta frente a nosotros y nos rodea. No hay un liderometro que nos pueda indicar si esta persona en cuestión es capaz de llevar a un equipo o de formar parte de él.
Yo soy de los que piensa que un líder (responsable, encargado...) no esta por encima de su equipo, forma parte de él. con diferentes responsabilidades, pero se supone que trabaja en pos de un objetivo. Del mismo Objetivo que todo el equipo tiene. Si es en una tienda de ropa por ejemplo, el responsable puede tener diferentes tareas administrativas que se alejan de las funciones de un vendedor de la misma tienda y sin embargo el objetivo de ambos es el de conseguir la mayor cantidad de ventas con el fin de asegurar la supervivencia de la tienda y de los puestos de trabajo que proporciona.
Pero en general no hay manuales para enseñarnos a ser buenos lideres, porque las variables son demasiadas. No es lo mismo liderar un equipo de jóvenes veinteañeros que otro de edades mas maduras. El objetivo puede ser ocio o puede ser de fondo económico, la misma naturaleza de las personas, tan variable e inestable pide un liderazgo de carácter diferente y sin embargo hay una regla que considero que es común para todos. El RESPETO.
En mis tiempos en UK tenía este Jefe llamado Paul Craig, idéntico física y mentalmente a Steve Jobs. Un líder nato y un inspirador (o manipulador según se mire) de mucho calibre. Mr. Craig era muy contrario a esa frase tan popular que hemos escuchado en todas las películas de espionaje: "La Información es Poder". Desde su punto de vista, un líder debe compartir la información que posee, ya sean informes de venta, situación de la empresa o planes futuros. Una clara señal del RESPETO que sentimos por nuestros colaboradores y a sus inteligencias. En los cuatro años que trabajé con él nunca le vi dar una voz de más, un tono desagradable o un gesto malicioso. Mr Craig apelaba a nuestro sentido de la responsabilidad y madurez. Y en situaciones de crisis o conflicto nos preguntaba directamente "¿Que crees que debería hacer?"

Un ejemplo cercano y totalmente opuesto: mi padre. Si, es de la antigua escuela, esa escuela en la que las moscas no se cazan con miel, ni siquiera a cañonazos. Se cazaban con lanzas puntiagudas, gritos con la potencia de la campanas de Notre Dame y las formas de expresar su descontento mas humillantes posibles y de formas mas extremas incluso lanzando objetos contundentes al suelo (cuanto mas ruidosos mejor). Los resultados... un mar de lágrimas entre colaboradores, empleados, familia y en general... cualquier ser humano. Si le pidiera que me resumiera el liderazgo en una frase, esta sería algo como "El Terror infunde lealtad en los corazones" o esas pequeñas frases que diría Atila el Huno.

Así podría seguir con mis anécdotas sobre lideres simpáticos, chistosos, suicidas, masoquistas y todo el espectro de tipos que hay pero al final todos tenemos mucho que aprender y usar nuestra brújula moral para saber que es correcto y que no lo es a la hora de liderar. Me quedo ya corto de espacio (y mira que hay tanto que quisiera decir sobre este tema...). Así que coged vuestras armas, herramientas o el objeto mas cercano que tengas apunta hacia adelante y grita ¡¡Seguidme mis Valientes!! y empieza a cabalgar hacia el éxito pero acompañado de tu equipo....

0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!