miércoles, 21 de mayo de 2014

Hoy debo tener el día profundo del mes...
Debe ser por toda la publicidad electoral, todos los debates, recriminaciones y cruce de acusaciones que los partidos políticos hacen, que me hacen mirar con más atención todo lo que ocurre a mi alrededor. Así que quiero compartir con vosotros una experiencia, que puede que alguno de vosotros también haya presenciado o que sin duda, en caso de prestar atención lo habría hecho...

Nos situamos en un centro comercial de la periferia de Madrid. Dentro del mismo, un supermercado. Yo, con mi cesta de ruedas intentando comprar ese tipo de productos que ya no es posible encontrar en el pequeño comercio (en general, siempre prefiero ir a establecimientos de barrio, pero a veces es imposible).

En la sección de charcutería veo una escena curiosa. Una pareja está detrás mio y les escucho hablar (en voz bajita, muy discretos...), básicamente hablaban de lo que iban a "llevarse" cada uno, vamos, la lista de compra, un tema tan común que el tono de secretismo quedaba un poco fuera de lugar. Me giro y veo al hombre meterse un paquete de jamón york de marca blanca en el bolsillo del pantalón.
Le pillé "con las manos en la masa".
El momento fue rápido, el me miró y enseguida bajo los ojos con un gesto claro de vergüenza, a mi la sangre se me fue a los mofletes instantáneamente, tornando mi cara en un tomate gigante. Miles de pensamientos se agolparon en mi cabeza.
Me giré instintivamente y seguí por el pasillo hasta la sección de congelados... un sitio fresco. Ni miré atrás, ni hice gesto alguno de percatarme del hurto.

A lo largo de la mañana, pensé en este asunto... recordé cada detalle de lo que vi. La pareja en cuestión eran españoles, de mi edad, aunque un poco más ojerosos.. a la legua se veía que le debían a la cama muchas horas de sueño.  Por el gesto de él, pude deducir que no eran ladrones de banco profesionales, ni trabajaban para una de esas mafias que dicen que explotan a los sin techos, inmigrantes y personas en estado de necesidad y por supuesto, por la elección del producto en cuestión, pensé que era un robo de necesidad. Y vi una imagen muy clara en mi cabeza:


Por supuesto, con la mente fría me recriminé a mi mismo. De entre todas las cosas que pude haber hecho... escogí la situación más cómoda. Irme a la sección de congelados. No es que mi situación sea para tirar cohetes ni mucho menos, pero tal vez podría haber ofrecido algo de lo que tenía en el bolsillo... no lo se. Pero de entre todas las opciones que se me ocurrieron nunca se me pasó por la cabeza llamar un guardia de seguridad. Tendré alma de anti sistema (o de terrorista según el Gobierno) pero una pareja (y me atrevo a aventurar que con hijos) robando un paquete de jamón york de marca blanca no serán los responsables de que el sistema se hunda.

Y es que esta pareja pueden ser nuestros amigos, pueden ser nuestros padres, pueden ser nuestros vecinos y podemos ser nosotros mismos.... porque esta crisis ha tocado a todo el mundo, y en este desastre no ha habido avisos ni gritos en plan Titanic ("Mujeres y Niños Primero!!!").


Lo siento, se que moralmente esta mal robar en un super, se que es totalmente reprobable, pero seamos serios... lo Moralmente Inmoral es que muchas personas, ciudadanos... hayan perdido su medio de subsistencia, su vivienda y hasta los medios de alimentar a sus hijos por una gestión nefasta y fraudulenta por parte de lo que llamamos "La Casta".
Lo que ha ocurrido en este país es INMORAL. Porque mientras la gente vive en estas condiciones nuestro "sabio" gobierno nos proporciona distracciones a manos llenas. Circo sin pan... mal resultado.
Porque convertir una afición sana (y el amor por los colores en los eventos deportivos), como los que hay este fin de semana en un lavado de memoria les ha funcionado un millón de veces.. pero ¿Qué pasará cuando ya no tengamos para pagar la factura de la luz para encender la tele que tanta "mierda" pone en nuestras cabezas? Así que disfrutemos del partido, pero no os olvidemos de que hay otro partido que se juega todos los días: La Vida Real. Y el balón con el que se juega es muy, muy pesado...

Y ahora voy a revisar mi texto.. no vaya a ser que se me pase alguna amenaza de muerte o insulto vejatorio para los que mandan y decidan enchironarme de por vida....



0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!