jueves, 9 de octubre de 2014

Con desazón veo las noticias del día. Cada vez que veo las noticias, ya sea en televisión (lo cuál no es frecuente) o en las RRSS, una ira creciente se adueña de mi. Me sorprendo a mi mismo apretando los puños con rabia y hablando a la pantalla con pura ira, como si me fueran a escuchar.

No voy mucho con los temas políticos pero, seamos serios.. ya es inevitable. Porque esto no es acerca de política. No, tranquilos, no voy a soltar un panfleto a favor de unos o de otros, de los azules o de los rojos, verdes o morados.Como siempre, va de personas.

Me quedo sorprendido, en shock casi cuando veo lo profundo que han llegado las raíces de ese mal llamado CORRUPCIÓN. Independientemente donde mires está presente.
Este mal es endogámico en cualquier estrato de la sociedad, da igual por donde empieces.
Por ejemplo, los políticos. Ciertamente como colectivo no se puede meter a todo el mundo en el mismo saco, por mi propia salud mental quiero pensar que hay políticos correctos, humanos, motivados y con una vocación de servicio al público... pero veo los continuos escándalos y lo que pienso es que soy un inocente.
Y cada día estoy más de acuerdo con Gran Wyoming y lo que dice en este vídeo. Necesitamos un rescate moral, un cambio radical. No necesitamos que nos vendan una regeneración democrática (que es un cuento más) ni un aluvión de promesas electorales. Necesitamos Decencia, Responsabilidad, Gestión fiable y confiable....

Por un lado u otro vemos como se han ido enriqueciendo, durante décadas a costa de las arcas públicas. Independientemente de su ideología, vemos que somos peones en un juego en el que siempre perdemos en cuanto se refiere al reparto de una metafórica tarta.
Pero por otro lado, están esos políticos que si bien no se han ensuciado las manos directamente, han ayudado, ocultado y mentido sobre lo que en sus partidos ocurre. Y lo siento, pero los veo tan responsables como culpables de lo que ocurre.
Y... ¿Qué podemos decir de la cúpula económica de este país que no se haya dicho antes?. Los desmanes de los responsables en gestionar los bienes se les ha ido tanto de las manos que compararlos con simples ladrones es ofensivo, para los ladrones. Nuevamente una cadena de supervisión ha fallado durante años para dejarnos ver tan solo un poco de los muchos escándalos que sin duda nos irán salpicando durante los próximos meses y pagaremos durante años.
Y así podríamos ir revisando Partidos Políticos, fundaciones, asociaciones, ONG's, el clero... y sin duda sacaríamos una conclusión. La Corrupción es inherente al ser humano. Todos la tenemos dentro, esperando a medrar, crecer y consumirnos.
¿Es esto cierto? ¿somos todos corruptos y responsables de la corrupción? Tal vez simplemente estamos pagando las consecuencias de nuestra propia naturaleza... No lo se, supongo que lo único que parece que podemos hacer es seguir viendo las noticias y apretar los puños viendo como el futuro se tiñe de negro y esperando que en las próximas elecciones, nuestro pequeño e infravalorado voto pueda servir para castigar por un lado y para arreglar este desastre por otro.


0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!