sábado, 23 de mayo de 2015


No se que ha pasado este año, pero estoy más ansioso de lo normal. Y no es por que hoy sea la final de ese trasnochado pasillo de freaks y rarezas musicales en el que se ha convertido Eurovisión. Tampoco es porque, curiosamente en muchas ciudades se desarrollan festividades y eventos, como por ejemplo en Burgos que ha tocado la Noche Blanca.

Estoy ansioso por ver que es lo que ocurre mañana. Los ciudadanos tenemos la oportunidad de dibujar con nuestras manos un nuevo plano político. No solo a nivel nacional, sino en nuestras ciudades y municipios. Muchos, nos quedaremos pegados a nuestras fuentes de noticias favoritas, algunos seleccionarán televisión, otros radio o internet.. y los más avispados combinaremos todo para no perder detalle.

Es curioso, pero creo que en estas elecciones la lupa no se va a centrar en las ciudades en las que estemos empadronados (Burgos en mi caso), ni en las comunidades (Castilla-León para el que no lo sepa).. creo que la lupa va a estar en todo el país. Especialmente en aquellas ciudades que  abanderan el cambio y que pueden significar una ruptura con el pasado. Aquellas que llevan décadas gobernadas por el mismo partido. Por ejemplo, Madrid o Valencia. Que casualmente han sido el paradigma de la corrupción...

Así que este Lunes... España va a ser un país muy interesante. Miles de posibilidades se apiñan en mi cerebro.. algunas buenas, otras no tanto. Me gustaría ver que este país ha espabilado y castigará sin piedad la corrupción que nos lleva rondando desde los tiempos de Matusalén. Me gusta pensar que hemos aprendido que la mayoría absoluta es uno de los peores errores que hay, que si bien puede significar estabilidad, por otro lado nos ha dejado en manos de las decisiones de muy pocos. Especialmente porque un partido con mayoría absoluta puede tirar por la borda cualquier iniciativa de comisiones de investigación. Este es uno de los pocos países donde un parlamento puede interferir en el curso de la justicia en base a una mayoría absoluta.



Por otro lado, los que hemos votado a partidos emergentes, vamos a ver de que pasta están hechos. "Por sus actos los conocerás".. y por sus pactos sabremos que es lo que nos viene encima. Como votantes, esperamos que haya cierta coherencia a la hora de pactar.. y sin duda tenemos lineas rojas que van a ser violadas (casi con seguridad). Veremos paradojas en las comunidades en las que, los que juraban y perjuraban que nunca se unirían lo harán sin rubor. Y no solo eso, veremos mezclas imposibles de colores que solo podríamos ver en el armario de cierta choni televisiva. ¿Veremos el Naranja con tonos rojizos en el Sur y con azulados en el Norte?.
O puede que sea el morado el que nos demuestre que el cambio pasa por hacer maniobras políticas tan increíbles que sonroje a sus votantes...
No lo se, pero este año se huele algo diferente del típico "Votar al Mal Menor". Este año huele a ilusión. Y cruzo dedos para que lo mejor sea lo que pase.

0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!